Home » El Parque Osa Menor, sin permiso para las cámaras y sin arreglar las máquinas averiadas

El Parque Osa Menor, sin permiso para las cámaras y sin arreglar las máquinas averiadas

El sistema de video vigilancia no tiene la autorización de la Delegación de Gobierno para su instalación y puesta en marcha

por Redacción

Las cinco cámaras de video vigilancia del Parque Osa Menor no tienen el permiso de la Delegación de Gobierno para su instalación y puesta en marcha. Fuentes consultadas por La Voz de Leganés, han confirmado que no existe este requisito imprescindible y por eso se está demorando su entrada en funcionamiento.

La Delegación del Gobierno debería haber recibido una solicitud del Ayuntamiento de Leganés y una vez recibida la petición oficial, la secretaria general de la Delegación elaboraría un informe solicitando a la Comisión de Videovigilancia, dependiente del Tribunal Superior de Justicia (TSJM), la convocatoria de una reunión para dar el visto bueno a la colocación.

Cuando la Comisión diera luz verde, la delegada del Gobierno firmaría la pertinente autorización para su instalación, y luego la Comisión supervisará que la colocación y el funcionamiento son los correctos antes de poner las cámaras en marcha. En el Parque Osa Menor, el consistorio leganense ha obviado todos estos trámites y ha instalado un sistema de video vigilancia valorado en más de 50.000 euros, que además, según las mismas fuentes “apunta directamente a la viviendas colindantes”.

Así pues, este espacio de ocio de 5.388 metros cuadrados no podrá -de momento- estar controlado por cámaras después de que fuera del perímetro vallado se instalasen cinco postes y otros cajetines anexos con elementos de videovigilancia, que están totalmente expuestos a los viandantes y sin ningún tipo de protección.

La cercanía de la nueva instalación con las viviendas colindantes sigue generando malestar y estupefacción entre los vecinos, que ven amenazada su privacidad y que aumentan su intranquilidad ante la ausencia de información por parte de la Concejalía de Seguridad Ciudadana. La Voz de Leganés ya adelantó que “no hay consenso” entre las autoridades policiales y el edil Óscar Oliveira (PSOE) para su puesta en marcha ante «las dudas legales existentes».

Numerosos residentes de la zona se están dirigiendo a policías municipales para recordarles que no hay ningún cartel que avise que es una zona videovigilada desde que se abrió la instalación hace más de un mes y que el Ayuntamiento podría contravenir la normativa de la Agencia Española de Protección de Datos. Sin embargo, los agentes confirman a los vecinos que no están en funcionamiento todavía.

Cabe recordar que la captación y/o la grabación de imágenes de personas identificadas, o identificables, con fines de seguridad de personas, bienes e instalaciones mediante cámaras, videocámaras, o cualquier otro medio técnico análogo, constituye un tratamiento de datos personales sometido a la normativa de protección de datos.

De igual manera, no se podrán obtener imágenes de espacios públicos con fines de seguridad, actividad que está reservada en exclusiva a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, salvo imágenes parciales y limitadas que resulten imprescindibles para la vigilancia o sea imposible evitarlas. En ningún caso se pueden captar imágenes en baños, vestuarios o lugares análogos, ni de espacios ajenos como bloques de viviendas o chalets unifamiliares.

En todos los casos se deberá informar de la existencia de un sistema de videovigilancia. A este fin se colocará un cartel suficientemente visible en los accesos a las zonas videovigiladas, que indicará de forma clara la identidad del responsable de la instalación, ante quién y dónde dirigirse para ejercer los derechos que prevé la normativa de protección de datos, y dónde obtener más información sobre el tratamiento de los datos personales.

El nuevo Parque de Osa Menor sigue generando controversia. Tan solo un mes después de su apertura, las quejas vecinales son un clamor. El aspecto del que era uno de los proyectos estrellas del Gobierno de Santiago Llorente (PSOE) es desolador ya que la mayoría de las máquinas para practicar ejercicios de calistenia están rotas y precintadas.

Desde ULEG, aseguraron que «en el Parque de Osa Menor cada día se estropea una máquina nueva, ya van unas 6, y no se ve ningún interés por parte del gobierno en arreglar nada ¿no será que se han gastado 3 millones de euros y no han incluido ninguna garantía de mantenimiento?»

Ante las críticas del partido independientes y otras formaciones políticas así como numerosas reivindicaciones vecinales, el alcalde Santiago Llorente aseguró que «ese uso desmesurado de las instalaciones denota que ha sido un éxito rotundo» y sobre los desperfectos de las máquinas clausuradas, el regidor socialista explicó que «el problema ha sido la localización y compra de los repuestos necesarios para su reparación» y confirmó que «la entidad encargada del mantenimiento ya se ha provisto de las piezas necesarias», pero siguen sin ser reparadas de momento.

 

LEXUS Madrid Sur

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si está de acuerdo acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies para cambiar la configuración Aceptar Leer más

Adblock Detectado

Por favor, la publicidad es importante para nuestra existencia. Deshabilite el bloqueador de anuncios de su navegador