Inicio Politica Carlos Delgado: “ULEG es la casa común de Leganés y el cambio real”

Carlos Delgado: “ULEG es la casa común de Leganés y el cambio real”

por Redacción

Carlos Delgado, portavoz de Unión por Leganés y candidato a la Alcaldía, ha concedido una entrevista en exclusiva a La Voz de Leganés. El líder de la oposición local considera que la formación independiente es “una casa común, en la que el vecino, sea cual sea su ideología, se siente cómodo y que identifican a ULEG como la única opción de un cambio real en la ciudad”.

P. ¿Cómo llega ULEG a la cita con las urnas del 28 de mayo?

R. Llegamos con mucha hambre. Hemos sufrido mucho, porque un partido pequeño y de nuestras características en un municipio tan grande, es un caso único. A veces no nos damos cuentas del mérito que tiene ULEG y del ejemplo que damos al resto de municipios de este país. Hemos llegado a un alto grado de madurez, experiencia, de capacidad y de ilusión. Estamos en un momento top a todos los niveles y espero que eso fragüe en estas elecciones. La sociedad leganense creo que también ha llegado a ese punto de madurez.

P. ¿Siente que están en la recta final para lograr su objetivo?

R. Decía Víctor Hugo que no hay una idea más poderosa que la que le ha llegado su momento y yo creo que nos ha llegado nuestro momento y a la ciudad también le ha llegado el momento para que sea ULEG el que lidere este municipio. Nuestra forma de hacer política es distinta, escapa de la derecha y de la izquierda y se centra en una forma profesional y cercana de abordar los problemas de los ciudadanos. Con un planteamiento serio, riguroso y ese valor refugio que defendemos en Unión por Leganés, se tiene que plasmar en un resultado óptimo en las próximas elecciones municipales.

P. ¿Su gran logro es asociar ULEG a la palabra cambio y que el vecino valore a un partido independiente e hiperlocalista?

R. El vecino se siente cómodo con ULEG, sea cual sea su ideología. Es una casa común, que es capaz de acoger, siguiendo los criterios del CIS del 1 como extrema izquierda y el 9 extrema derecha, en nuestro partido en Leganés personas que están del 3 al 7 en la escala ideológica y están cómodos y eso supone el 80% de la ciudadanía. En Leganés no hay cabida ni para la extrema izquierda ni la extrema derecha. Tenemos planteamientos sensatos y razonables como la educación, sanidad y servicios públicos, generar un ecosistema donde un empresario no se sienta pisoteado, donde pueda vivir el pequeño comercio y el autónomo, que los jóvenes tengan una dimensión profesional y un futuro y donde haya un entorno limpio, saludable, agradable y medioambientalmente sostenible. Creo que eso encaja en el 80% de los planteamientos políticos, no solo de Leganés, sino de toda España. Y ese es el gran éxito de Unión por Leganés y además creo que cada día estamos logrando más que la idea del cambio real se identifique siempre con ULEG. La única alternativa real de cambio somos nosotros.

P. ¿Qué hace a ULEG sentirse tan diferente de los demás partidos?

R. Si ha habido algo que acredita la trayectoria de ULEG es que nunca nos hemos vendido por un cargo. Nunca hemos querido ser el concejal de Urbanismo, vicealcalde u otra cosa que hemos podido tener en determinados momentos, pero nosotros queremos ofrecer a la ciudadanía un cambio real. No un cambio, porque un sillón. Un sillón no produce un cambio, sin un cambio de políticas detrás. Y hemos asumido las críticas por no gobernar así. No queremos gobernar con el PSOE o el PP, con lo que eso supone. Defendemos esa idea de independencia y llegamos vírgenes a estas elecciones, pero con la sensación de que tenemos que implicarnos en el gobierno de la ciudad.

P. ¿Cuál ha sido su papel  como el principal partido de la oposición?

R. Hemos demostrado a los ciudadanos en estos cuatro años que ULEG es el partido amigo. El amigo del vecino en el Ayuntamiento Leganés y cualquier problemática que tiene el ciudadano, encuentra aquí a alguien que le escucha y no solo eso, sino que además canaliza el problema hacia el Consistorio y le busca una solución. Estamos acostumbrado al político, que sobre todo cuando no gobierna, le dice al vecino lo que quiere oír, pero luego no lo traslada en medidas concretas. Históricamente, hemos ayudado y solucionado desde temas como las preferentes hasta eliminar la tasa de basuras. El ciudadano ha percibido de nosotros que no buscamos su voto, sino que ofrecemos ayuda y colaboración al vecino.

P. Será su sexta candidatura al frente de ULEG. ¿Qué piensa de todos aquellos políticos que hablan ahora de independencia?

R. Cuando surgimos en 2003 decir que eras un partido independiente no era una etiqueta positiva precisamente. Todo el mundo te preguntaba si eras de izquierda o de derechas y tenías que estar todo el día justificándote. Luego aparecieron formaciones como UPyD, Ciudadanos o Podemos, que alardeaban de transversalidad y que había que superar la barrera del PSOE y PP, pero nosotros llevábamos muchos años ya picando una piedra muy dura en Leganés. Ahora, en 2023, que tú digas que eres un partido independiente y transversal y que crees que hay respuestas más allá de los cajones ideológicos tradicionales de izquierda o derecha tiene otro marchamo. Ser independiente es como el certificado de AENOR, no vale con que lo digas, hay que demostrarlo en la práctica y ULEG así lo ha hecho en estas dos últimas décadas en Leganés.

P. ¿Cómo calificaría el gobierno del alcalde socialista Santiago Llorente?

R. Es una forma ineficaz de gestionar, absolutamente alejada de los vecinos y un uso incorrecto de los recursos públicos. En la práctica, es lo más alejado de la ideología de lo que podía ser un gobierno social demócrata, ya que se han emprendido un montón de privatizaciones y encima hay una mala gestión con gente que más allá de la esfera institucional no duraría ni dos días en la empresa privada. No tienen capacidad ni solvencia técnica. Santiago Llorente es el tuerto en el reino de los ciegos y encima se ha rodeado de gente más incompetente que él todavía, para que él pueda brillar en ese mundo oscuro de personas que está llevando Leganés a la deriva. Hay una falta de profesionalidad y de rigor absoluta, más allá de las ideas políticas. A Santiago Llorente le aburre Leganés y ser alcalde. Se le ve. Ya no le gusta dirigir esta ciudad, no hay ilusión y está alicaído.

P. A 95 días de las elecciones. ¿Cuál es su análisis del panorama político de Leganés?

R. El PSOE es un partido fallido en la ciudad y la izquierda a la izquierda del Partido Socialista está en una guerra civil permanente. No se soportan entre ellos y si no son capaces de gestionarse ni ellos mismos como van a gestionar una ciudad. Un PP que fracasó en este Ayuntamiento, y con todos mis respetos personales a Miguel Ángel Recuenco, ya fue concejal en el gobierno de Jesús Gómez con el resultado por todos conocido. También tenemos un partido como VOX, que no tiene la presencia en la ciudad ni va a tener importancia real como no la ha tenido en este mandato y un partido desaparecido como es Ciudadanos. En otros municipios van a elegir entre Málaga y Malagón, aquí pueden elegir otro tipo de ciudad con Unión por Leganés y no tener que votar Guatemala o Guatepeor.

l l P. ¿Cuál es un plan de choque para activar el Ayuntamiento?

R. Es fundamental que en el primer año de legislatura entren en el Ayuntamiento 300 personas. Hay que ampliar inmediatamente la plantilla municipal, porque hay una carencia absoluta en cualquiera de las áreas. Desde la Atención al Vecino, Policía Local, conserjerías, Escuelas Infantiles, auxiliares administrativos, es que no hay área en la que no falte personal. Haremos procesos selectivos serios y rigurosos, no a lo que estamos acostumbrados en este Ayuntamiento, en el que siempre están esperando a ver a quien pueden colocar y entonces hacen el proceso a medida. Queremos que vengan las mejores personas, los mejores profesionales y que pongan esta ciudad en marcha. Eso es fundamental, pero también hay que cambiar la óptica de cómo debe servir la administración al administrado. Siempre hemos dicho que nuestros jefes son los vecinos. Por nuestra idiosincrasia política, no tenemos un Pedro Sánchez o un Alberto Núñez Feijoo que nos mande y eso nos da la independencia para servir realmente a nuestros vecinos. 

P. ¿Lo considera factible?

R. Hay que cambiar la mentalidad del funcionario y del político, incluso del propio ciudadano. No es un cliente, es una persona que tiene derechos y también tiene sus obligaciones y tú como administrador tienes que gestionar escrupulosamente el dinero público para servir con excelencia a ese vecino, que es tu jefe. La persona a la que tienes que rendir resultados. No tenemos accionistas, tenemos vecinos. Para escaparnos de esa lógica económica con la que se equivocan los políticos, ya que lo importante en un Ayuntamiento es la rentabilidad social. Para mí es increíble que Leganés tenga un superávit de 40 o 50 millones de euros, porque eso significa que hay alguien que no ha sabido hacer unos presupuestos y además no ha sabido ejecutarlos.

P. ¿Y cómo lo haría?

R. Es imprescindible que entre en el Gobierno gente profesional, con rigor y criterio que sea capaz de activar la ejecución presupuestaria de unas partidas que alguien ha considerado necesarias, para que luego te lo gastes en asfalto o en contenedores que se quedan tirados y no son una prioridad. No se trata de cambiar el 80% del Ayuntamiento, pero si somos capaces de llegar al 20% nuclear y básico del Consistorio, seremos capaces de dar una vuelta completa a la ciudad.

P. ¿Una medida clave?

R. Es fundamental que los pliegos que rigen las relaciones con las empresas privadas se analicen y estudien escrupulosamente. Hay que volver a remunicipalizar los servicios públicos que generaría un mejor servicio para el ciudadano y más económico. El Alcalde no es un administrador de fincas para coger el teléfono y llamar a un tercero para que me arregle el problema. Es más complicado gestionar directamente con tu trabajador, pero es que para eso eres un cargo público.

P. ¿Qué opina de la Empresa Municipal del Suelo y de su judicialización con un cruce de querellas?

R. EMSULE es un chiringuito del Partido Socialista conocido por los chanchullos y los enchufes. Ahora se ha convertido en el campo de batalla para desprestigiar al PP. Como puede ser, que ahora, de repente, 7 años después al Partido Socialista se le encienda una bombilla y diga que hay que criticar lo que hizo el Señor Recuenco en el 2015, si es lo mismo que hacías tú antes de que estuviera él, lo has continuado haciendo después, pero es que encima lo ha hecho a medias en muchas de las ocasiones con el PP.

P. ¿Háblenos del programa electoral de Unión por Leganés?

R. Nuestro programa electoral está elaborado al 90% y además no tiene grandes sorpresas, ya que es lo que hemos ido defendiendo en toda la legislatura y lamentablemente no hemos podido llevar a cabo. Son más de 200 propuestas creíbles, que han sido revisadas y que serán aplicables de manera presupuestaria. Tenemos un proyecto adaptado a las necesidades de cada barrio para que el ciudadano sienta que su administración es cercana, medidas fiscales y tarifas 0´0, cero tributos y cero trabas, una Brigada Verde, un centro de FP de referencia nacional en Legatec, la Ciudad del Mayor, la Fundación del Deporte y recuperar la piscina de Solagua, el Ateneo de las Letras y una oficina de Turismo local. Crearemos una concejalía específica de atención al vecino, en la que desde una manera coordinada y organizada se le dé respuesta integral al vecino. 

P. ¿Cómo se plantea la campaña electoral de aquí al 28 de mayo?

R. Nuestra campaña va a ser de propuestas, en positivo y de construir un nuevo futuro. No sé lo que van a hacer el resto de partidos, allá ellos. Nosotros no vamos a entrar en el barro. Evidentemente vamos a ser críticos y contundentes en lo que veamos mal como hemos hecho siempre, pero no vamos a entrar en una política de descalificaciones y de sacar la basura porque sí. Creo que al ciudadano no le importa. El 28-M no es una cuestión de que todos son iguales o va a dar igual a quién votes y el que gane. Es una gran oportunidad para el vecino poder votar a ULEG, que es una cosa excepcional que no existe en otros municipios y una oportunidad única que como los trenes, hay veces que solo pasan una vez para la ciudad, y ese tren pasa por las elecciones del 28 de mayo y los vecinos pueden coger el tren de Unión por Leganés, que va a una alta velocidad y que además tiene el túnel bien medido y el tren bien ajustado y no sucederá como en Asturias y Cantabria que no caben en el túnel, nosotros llegaremos a nuestro destino final si el ciudadano nos quiere votar.

 

 

LEXUS Madrid Sur

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si está de acuerdo acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies para cambiar la configuración Aceptar Leer más

Adblock Detectado

Por favor, la publicidad es importante para nuestra existencia. Deshabilite el bloqueador de anuncios de su navegador